1.10.06

Dia del Niño

En la Embajada de Israel en Praga también
celebraron el Día del Niño. Con banderas
azul celeste por todos lados, estrellas de
David azul celeste por todos lados:
en el jardín, bancos de madera, vasos
de plástico, coca cola para todos,
cercados por grises muros grises de cemento,
alambre de espino, a la sombra de los tilos
una tarde cualquiera. Era el Día Internacional
del Niño. Y lo celebraban en la Embajada
de Israel en Praga, bajo los tilos: cámaras
de seguridad eternizaban el instante resbaladizo,
la demostración de humanidad necesaria
ante los ojos vacíos de la Historia:
los niños lo pasaron bien para regocijo
de sus educadores, y al día siguiente
cuatro negros, diligentes, limpiaron el jardín
de las delicias provisionales: no quedó
ni rastro del festejo. Y yo, desde la terraza,
fumándome un cigarro más, no tuve más
remedio que recordar el Día de mi Primera
Comunión.

6 comentarios:

El Castor dijo...

Cuando pasaba por delante de esta embajada siempre pensaba lo injusto que era que tuviera que estar especialmente protegida... Mej se hezký.

Ramón Machón dijo...

¿Injusto para quién?

¡Vaya! ¿Alguien que pasó alguna vez por delante de la Embajada de Israel en Praga?
Buena sorpresa... ¿Viviste mucho tiempo en Pragajoz?
¿Nos conocemos?

The_Needle dijo...

Desaparecí....nunca publicaron mi cuento.



También pasaré por aqui.

CAMPUZANO dijo...

me encanta el fondo critico de tu poesia, un buen sitio, te invito a que le des un vistazo al mio, un saludo,

catalina

MIGUEL dijo...

Estimado Ramón:
me ha medio gustado tu poema. Y digo medio porque indica, a mi modestísimo parecer, un esfuerzo aun incompleto en un cambio de estilo (no de objetivos, que los tuyos bien firmes que son)respecto de lo que yo releí justo ayer: tu Bestia Anestesiada, que desgraciadamente, me volvió a gustar. Y tu sabes por qué digo "desgraciadamente". C'est une boutade.
Supongo que el hecho de que se tratara de la Embajada de Israel es y no es de doble lectura. Pero supongo igualmebnte que si hubieras querido decir algo más, lo hubieras dicho.
Lo importante es la Primera Comunión, que corresponde a esa corporeidad nuestra bajo los cabellos en la que empezamos a ser escépticos, a descreer.
Miguel ILL FERRER que te aprecia.

Ramón Machón dijo...

Amigo Miguel:

Aprovecho tu generoso comentario (por positivo, aunque matizado, como debe ser) para saludarte, ya que no te respondí a tu último correo (el de la mesa de caoba y los libros de Valery)a pesar de la sana envidia que me provocaste con una cosa y la otra...
Tu "desgraciadamente" no me queda muy claro. Y sí que tienes razón en esa voluntad de cambio de estilo y en lo incompleto de sus resultados. Ahí estamos peleando con las palabras, y ellas entre sí (que es lo peor)
Lo de la Embajada de Israel en Praga yo lo tomaría con doble lectura. Aparte del hecho circunstancial de que, por vecindad, les tengo al alcance de la vista, hay en esta foto del día del niño una (in)sana intención de poner en evidencia manipulaciones varias que vertebran semejantes "días de..." (Como ayer fue el día de la madre)
Vuelvo a darte la razón respecto a que lo más importante es la Primera Comunión, que puede verse como primera manipulación, aunque esté en el último verso.